14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

El monto promedio recibido de España pasó de 279.3 a 316.6 dólares, según el BCN. LA PRENSA/ARCHIVO.

Banco Mundial pronostica una histórica caída en las remesas en el mundo. Esto golpeará el salvavidas económico de Ortega

Nicaragua recibe cada año más de mil millones de dólares en remesas. En el 2018 estos envíos, que han sido fundamentales frente a dos años de recesión, sumaron 1,501.2 millones de dólares.

El coronavirus provocará una caída histórica en el envío de remesas alrededor del mundo, advirtió este miércoles el Banco Mundial, que proyecta un descenso de casi el veinte por ciento. Nicaragua es altamente dependiente de estos tipos de envíos, que en los últimos dos años habían permitido que el régimen de Daniel Ortega evitara un colapso total de la economía.

“La caída proyectada, que será la más abrupta de la historia reciente, se debe en gran parte al desplome de los salarios y el empleo de los trabajadores migrantes, que suelen ser más vulnerables a la pérdida de puestos de trabajo y de salarios durante las crisis económicas de los países que los albergan”, dijo el BM.

Según cálculos del organismo, los países de ingreso bajo y medio solo podrán percibir 445 mil millones de dólares, inferior a los 554 mil millones en el 2019, “lo que representa la pérdida de un flujo de financiamiento vital para muchos hogares vulnerables”.

La severa contracción en el envío de dinero de los migrantes hacia los países pobres y emergentes afectará la capacidad de las familias de gastar en áreas tan sensibles como la nutrición, educación. El Banco Mundial recuerda que diversos estudios han demostrado también que las remesas son clave en la reducción de pobreza y el trabajo infantil en los hogares desfavorecidos.

De hecho en Nicaragua, en el 2018 la Encuesta de Hogares para medir la pobreza en Nicaragua, de la Fundación Internacional para el Desafío Económico Global (Fideg), reveló que si al país no hubiesen ingresado remesas, en el 2017 la pobreza general en lugar de haberse ubicado en 41.2 por ciento esta hubiese ascendido a 47.7 por ciento y la extrema en 12.5 por ciento, en lugar de 8.4 por ciento.

Nicaragua recibe cada año más de mil millones de dólares en remesas. En el 2018 los envíos, que han sido fundamentales frente a dos años de recesión, sumaron 1,501.2 millones de dólares.

David Malpass, presidente del Grupo Banco Mundial, dijo que “las remesas son una fuente de ingresos vital para los países en desarrollo. La recesión económica actual provocada por el Covid-19 está afectando gravemente la capacidad de enviar dinero a los hogares de origen y por eso es aún más urgente que acortemos el tiempo que llevará la recuperación para las economías avanzadas”.

El Banco Mundial espera que los flujos de remesas se reduzcan en todas las regiones donde como organismo tienen presencia.

Lea además: Así es como la recesión mundial hará estragos en Nicaragua. Ortega perderá sus pocos «salvavidas» económicos

La caída más pronunciada se observará en Europa y Asia central (27.5 por ciento), seguida de África al sur del Sahara (23.1 por ciento), Asia meridional (22.1 por ciento), Oriente Medio y Norte de África (19.6 por ciento), América Latina y el Caribe (19.3 por ciento) y Asia oriental y el Pacífico (13 por ciento).

“Incluso con esta merma, se espera que los flujos de remesas cobren aún más importancia como fuente de financiamiento para estos países, debido a que, según las proyecciones, la inversión extranjera directa (IED) caerá todavía más (más del 35 por ciento)”, advierte el BM.

La llegada de remesas a América Latina y el Caribe creció el año pasado 7.4 por ciento y totalizó 96 mil millones de dólares. En Brasil, Guatemala y Honduras el repunte fue del 12 por ciento, pero en Colombia, Ecuador, Nicaragua y Panamá fue del seis por ciento.

Recuperación en 2021

El Banco Mundial estima que en 2021 las remesas se recuperarán y aumentarán un 5.6 por ciento hasta ubicarse en los 470 mil millones de dólares.

“Las perspectivas para las remesas siguen siendo tan inciertas como el impacto del Covid-19 en las perspectivas para el crecimiento mundial y en las medidas implementadas para restringir la propagación de la enfermedad. En el pasado, las remesas han sido anticíclicas: los trabajadores enviaban más dinero a sus hogares cuando sus países de origen experimentaban crisis y penurias. Esta vez, sin embargo, la pandemia ha afectado a todos los países, lo que genera incertidumbres adicionales”, dijo el Banco Mundial.

Lea además: FMI: Economía mundial cae en recesión por el coronavirus, se teme una crisis peor que 2008

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: