6 datos curiosos que quizás no sabía de Los Simpson

Periscopio - 14.12.2020
312-Mag-6G-1

El 17 de diciembre de 1989, la televisión de Estados Unidos y el mundo entero cambió radicalmente. Ese día se transmitió el episodio número uno de Los Simpson, una de las series más fa­mosas, longevas y divertidas en la historia del entretenimiento. A partir de ahí el programa comenzó a ganar más y más admira­dores hasta llegar a crear una especie de culto.

Diccionario. La famosa expresión de Homero “D´Oh!”, que em­plea cada vez que comete un error, entró a formar parte del diccionario del idioma inglés de Oxford. La palabra tiene derechos de uso y le pertenecen al propio Matt Groening. El nombre de la familia pro­viene de la expresión “the son of a simp”, que significa “el hijo de un necio”.

Predicciones. Algunas de las predicciones más curiosas que la serie ha hecho a lo largo de sus más de 600 capítulos son el ascenso de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, o la goleada de Alemania a Brasil 7-1. Todo se trata en realidad de simples coincidencias de una serie que se inspira en la cultura popular de Estados Unidos para narrar sus historias.

Jesucristo. Solo Dios y Jesucristo (que como tantos personajes han aparecido en la serie) tienen cinco dedos en las manos, el resto de los per­sonajes siempre aparecen con cuatro.

Película. La película Ciudadano Kane de Orson Welles ha sido fuente de inspiración a la hora de hacer muchos de los episodios de la serie. Tomas, movimientos de cámara, maneras de narrar y otros detalles de la obra maestra del cine se pueden apreciar en Los Simpson.

Paul McCartney. Él y su esposa Linda (falle­cida en 1998) pusieron sus voces en el episodio titulado ‘Lisa la vegetaria­na’, en 1995. La condi­ción para ello fue que el personaje siguiera siendo vegetariano el resto de la serie.

Chupón. Matt Groening es el creador y mente maestra detrás de los personajes de la familia Simpson. Creó la idea general de la serie en tan solo 15 minutos, mien­tras esperaba en la oficina del productor. Él mismo es el que hace el ruido del chupón de la bebé de Ma­ggie, y el escaso cabello de Homero forma sus iniciales.

Sección
Periscopio