¿Depresión? ¿Mal humor? Tal vez necesite organizar su armario

Collage - 13.01.2020
ropero

Por Marianela Lacayo

Un armario desordenado puede causar inestabilidad emocional, mal humor, estrés y confusión sobre el estilo mismo. Cambiar los hábitos ayuda a agilizar el tiempo de selección de vestuario cada día y a sentir confianza en tu propia imagen. Para descongestionar debés contar con cestos, maletas o bolsas para separar la ropa que se descartará y la que permanecerá en el armario; espacios para ropa que se dobla, que cuelga y bolsas herméticas o cajas transparentes para guardar aquello que no se usa en el día a día, pero sí en ocasiones especiales.

Lo primero es sacar todo del armario y solo entrará de nuevo aquello que sea funcional. Descarta: todo lo que no te guste, lo que no usás aunque te guste, lo que te regalaron y no es de tu estilo, lo que no te queda y no podés arreglar, piezas en mal estado y lo que nunca llevaste a arreglar a la costurera.

Dejá en tu armario: lo que más vestís, la ropa que tiene varias combinaciones, lo que puede ser rediseñado cortando o agregando algo nuevo para revivirlo, las piezas en las que invertiste dinero y siguen estando vigentes. Separar por color ayuda a visualizar las prendas armónicamente, y se verá ordenado.

Después las mismas piezas deben ordenarse por tipo de telas o estilo, de la más informal hasta lo más formal. Los colores neutros son los más importantes, pensá en tres o cuatro colores neutros para que sea un buen fondo de armario. Usalos en las prendas que vestís con frecuencia. Buscá de dos a tres colores que den vida o acento a los neutros, que combinen fácilmente y favorezcan a tu colorido natural de ojos, piel y cabello.

Sección
Collage